En Maxiloclinic hemos habilitado los canales necesarios para poder ofrecerte un servicio de telemedicina con el Dr. Joan Grau y la Dra. Emma Serra.
Solicita tu consulta online llamando a la clínica de Barcelona (tel. 93 201 17 76)
o Granollers (tel. 93 849 91 98).

Patología glándulas salivales

Tratamientos inflamación de las glándulas salivales en Barcelona

Las glándulas salivales son las responsables de mantener una adecuada cantidad de saliva en la boca, que humedece los alimentos para una correcta masticación y digestión.

Sus trastornos suelen implicar la inflamación de las glándulas o dolor en los tejidos productores de saliva alrededor de la boca. Así, los síntomas que puedes padecer son alteración en la percepción de los sabores, molestias y dificultades para abrir la boca, sequedad bucal, dolor facial o hinchazón en las orejas, cara o cuello.

Inflamación Glándulas Salivales Barcelona

¿Cuáles son las patologías más habituales?

Cualquiera de ellas puede ocasionar diferentes problemas. Los síntomas más frecuentes referidos a las glándulas salivales son:

• Aumento de tamaño
• Dolor
• Xerostomía (boca seca)
• Hipersialorrea (exceso de saliva).

Una historia clínica cuidadosa orientará el diagnóstico.
La obstrucción de los conductos de la saliva por cálculos puede dar lugar a distintas patologías. La más común es el cólico salival, más frecuente en la glándula submaxilar, producido por la retención de saliva en el conducto. Generalmente es doloroso y puede infectarse. Es una patología relativamente común y, a menudo, motiva una consulta urgente.

Sin embargo, los tumores son la patología más importante de las glándulas salivales ya que, la mayor parte de las veces, su tratamiento requiere la extirpación completa de la glándula afectada. La mayoría de los tumores son benignos pero si no se tratan crecen sin parar produciendo diversos problemas y hacen cada vez más complicada la operación.

¿Cuáles son los resultados en caso de extirpación?

Nuestro equipo médico es capaz de realizar la extirpación de cualquiera de las glándulas sin afectar los nervios ni las estructuras que la rodean.
Las cicatrices quedarán estéticas, ocultas y del menor tamaño posible. Asimismo, procuramos la mínima afectación del nervio facial. En el caso que se diera este escenario el dolor sería temporal.