Innovación en implantes maxilares

Innovación en implantes maxilares

Cuando alguien pierde un diente, el tejido óseo que lo aguantaba tiende a perder volumen con el tiempo. Concretamente, los senos maxilares, que se encuentran situados en cada lado de las fosas nasales, aumentan de tamaño comiéndose el espacio disponible que hay para el hueso. De esta manera, cuando el paciente quiere realizarse un implante dental en el maxilar superior, no puede debido a la falta de hueso, a no ser que recurra a una elevación de seno.

¿En qué consiste la elevación de seno?
Esta técnica quirúrgica permite aumentar el tejido oseo en los senos y dotar al maxilar de la cantidad de hueso necesario para realizar implantes eficaces y que duren.

Actualmente se utilizan dos técnicas para llevar a cabo la elevación de seno:

  • Elevación indirecta: cuando el aumento de hueso se lleva a cabo por el mismo agujero por el que luego se colocará el implante. La intervención es rápida y no suele durar más de 10 minutos.
  • Elevación directa o lateral: A diferencia de la anterior, se levanta la encía y se procede a abrir una ventana en la pared lateral del hueso del seno maxilar. Luego, se eleva la membrana del seno y se coloca debajo del hueso injertado para finalmente cerrar con sutura.

Si has perdido alguna pieza dental y necesitas implantes maxilares, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

,,