Dolor orofacial, más allá de un dolor en la boca

Dolor orofacial, más allá de un dolor en la boca

Warning: A non-numeric value encountered in /usr/home/maxiloclinic.com/web/blog/wp-content/plugins/mashsharer/includes/template-functions.php on line 886

¿Sientes dolor en la cara y en la boca, y notas que persiste en una parte concreta de tu rostro? Probablemente estés sufriendo un dolor orofacial como consecuencia de una lesión. Esta afectación, que daña a un conjunto de nervios intrincados responsables de recoger la sensibilidad de la cara y la boca, es un dolor habitual entre la población.

Entre los nervios implicados encontramos el nervio trigémino, un nervio facial mixto (sensitivo y motor) que se encarga de dar sensibilidad a parte de la cara, incluyendo la zona del ojo y la nariz, la mejilla, la zona de la mandíbula y los músculos de masticación. En muchos casos, quienes lo sufren también padecen disfunción temporomandibular.

¿El dolor orofacial es siempre igual?
No siempre. De hecho, se distinguen tres tipos de dolores. A continuación, explicamos cómo son:

  • Dolor mucoso: es provocado por varios factores, entre ellos el tabaco, alcohol, fármacos o prótesis. En estos casos, la lesión y el origen del dolor suele coincidir, por lo que suelen ser localizables.
  • Dolor dental: el foco del dolor suele ser provocado por la aparición de caries. En este caso, también se trata de un dolor localizado.
  • Dolor masticatorio: Como su nombre bien indica, el dolor puede venir de los músculos de masticación o bien puede ser provocado por una alteración temporomandibular.

Los síntomas…
Si experimentas algunos de los siguientes síntomas, lo mejor es que nos visites:

  • Ruidos a la hora de abrir y cerrar la mandíbula o dificultad para moverla.
  • Sentir dolor cuando abres la mandíbula.
  • Sufrir vértigos.
  • Notar dolor y tensión en el cuello.
  • Sufrir cefaleas de forma persistente o dolor crónico orofacial.
  • Sentir espasmos musculares o inflamaciones en los músculos de masticación.

Sabemos cómo tratar el dolor:
Si bien cada patología implica un tratamiento distinto, normalmente se lleva a cabo uno multidisciplinar e integrado que, a su vez, exige la colaboración y seguimiento de varios especialistas. Estos tratamientos pueden contemplar desde ortodoncia, tallado selectivo de los dientes, cirugía temporomandibular hasta el uso de aparatos ortopédicos.

Insistimos, si sientes molestias en la cara, ponte en contacto con nosotros.

,,,